Manipulando a Elena G. de White 2

Antes de leer esta entrada te recomiendo veas la parte 1:

Manipulando a Elena G. de White

Ya que lo que mostraremos a continuación es el mismo principio de falsificación y manipulación perverso que expusimos anteriormente.
En este caso es una lección de Escuela Sabática de Abri-Junio de 1984. Se presenta el mismo tema de la trinidad pero en esta ocasión se cita el libro “El Deseado de Todas las Gentes” pag. 178
El párrafo dice textualmente así:
No nos ha sido revelado exactamente como pueden el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo ser distintos personal e individualmente y sin embargo seguir siendo “uno”. Pero percibimos que los miembros de la Trinidad son Uno “en naturaleza, voluntad y propósito” (DTG 178)

He aquí la prueba:

Ahora veamos que dice el libro DTG, pág 178:
Jesús rechazó el cargo de blasfemia. Mi autoridad, dijo él, por hacer la obra de la cual me acusáis, es que soy el Hijo de Dios, uno con él en naturaleza, voluntad y propósito. Cooperó con Dios en todas sus obras de creación y providencia. “No puede el Hijo hacer nada de sí mismo, sino lo que viere hacer al Padre.”

Ahora veámos la prueba:



Oremos hermanos para que no seamos engañados por los agentes del adversario.

Gracias Guillermo por el aporte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: