LA GUIA……


Algo importante a tener en cuenta en la vida en la Torá para tener una obediencia correcta ante nuestro Padre Eterno YaHWéH.

Yeshayahu/Is. 40
«6 Una voz dice: “¡Proclámalo!” Otra pregunta: “¿Qué voy a proclamar?” “Que todo mortal es hierba, toda su bondad es como la flor del campo:
7 La hierba se seca, la flor se marchita cuando el viento de YaHWéH sopla sobre ella. Ciertamente el hombre es hierba.
8 La hierba se seca, la flor se marchita; pero la Palabra de nuestro Elohim permanece para siempre”.»

¿Qué significa esta cita y principalmente lo subrayado?
Que cuando el Altísimo dió un mandamiento en la Torá no fue para ser cambiado o reemplazado por otro.

¿Acaso el Mesías llegó con “poder” para cambiar un mandamiento de su Padre que es para siempre?
La respuesta la dió el mismo Mesías:

«En aquel tiempo dijo Yahshúa a sus Talmidím (enseñados): No piensen que vine a dejar sin efecto la Torah sino a llevarla a efecto. En verdad yo les digo a ustedes que antes se fundirán cielos y tierra, que una letra o un punto de la Torah o de los Neviím (Profetas) cese de cumplir su función , porque todo se confirmará .» Mat.5:17-18

¿Hay o no hay concordancia y armonía entre las palabras de YAH y su Hijo? Vale aclarar que ambos son dos seres totalmente distintos y únicos.
Y aún si esa doctrina pagana de la igualad Padre-Hijo fuera cierta, habría una clara contradicción, porque lo que es para siempre no puede terminar ni variar como lo dice el Profeta.

Roguemos por discernimiento carol y puro en nuestra fe, en nuestro camino de santificación y obediencia para hacer la voluntad precisa de nuestro Todopoderoso Padre Celestial, y evitar caer en ese grupo contra los que advirtió el Mesías:

Mat. 7
«21 No todos los que me dicen: ‘¡Mi Amo, Mi Amo!’, entrarán en el Reino de YaHWéH, sino sólo aquellos que hacen la voluntad de mi Padre que está en el Cielo.
22 En aquel Día muchos me dirán: ‘¡Mi Amo, Mi Amo! ¿No profetizamos en Tu Nombre? ¿No echamos demonios en Tu Nombre? ¿No hicimos muchos milagros en Tu Nombre?’
23 Entonces les diré: ‘¡Nunca los conocí! ¡Apártense de mí, transgresores de la Toráh!» TKI

Finalmente, tratemos de tener la obediencia justa respetando los caminos de los antepasados hebreos y anhelando como lo hizo David:

Tehilim/Sal. 119
«4 Tú has mandado que se guarden diligentemente tus preceptos.
5 Quisiera que fueran firmes mis caminos en guardar tus leyes;
6 entonces no quedaría yo avergonzado cuando me fije en todos tus mandamientos.
7 Te alabaré con corazón sincero a medida que aprendo tus reglas.
8 Guardaré tus leyes; no me abandones por completo.
9 ¿Cómo podrá un joven mantener puro su camino? -aferrándose a tu palabra [Torá].
10 Te he buscado con todo mi corazón; no dejes que me aparte de tus mandamientos
11 En mi corazón atesoro tu palabra; para no pecar contra ti.
12 Bendito seas, YaHWéH; adiéstrame en tus leyes.»

AMEN.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: