EL CAMINO LA VERDAD Y LA VIDA.


«”Y ustedes saben el camino a donde yo voy.”» Dijo el Mashíaj (Mesías) en Yojanán/Juan 14:4

Y luego que Toma le preguntó cuál es el camino:

«Yahoshúa [el nombre hebreo del Mashíaj] le dijo:” Yo soy el Camino ( en hebreo hadérekh), la Verdad(haémet) y la Vida(hajayím Ish); nadie viene al Padre, sino por mí.» Yoj.14:6

Hay quienes enseñan erróneamente que el Mashíaj trajo un camino “nuevo”, totalmente diferente al antiguo (es la conocida teoría del reemplazo completo de religiones: la judía por la cristiana). ¿Cuál es el camino antiguo? El mismo que el Mashíaj nunca dejó de transitar, ni enseñó a transitar otro distinto. Es el mismo camino que transitaron sus antepasados, es decir, las “ramas naturales” de las que habla el apóstol Shaúl(Pablo) en el capítulo 11 de la carta a los romanos. Por eso primero les dice: “Ustedes saben el camino…” y no les dijo uds. sabrán el camino, porque les habla a los yahudim (judíos), y no a los gentiles (goyim). Luego les dice que él es el Camino, la Verdad y la Vida. ¿qué está diciendo allí en esas dos afirmaciones? Pues ni más ni menos que, el camino que deben saber todos son los de la Toráh y la enseñanzas de los Profetas, por eso dijo en Mat.5:17 que no vino a abolir ninguno de los dos; pero también que el Mashíaj es la puerta principal para llegar al Padre y obtener la Vida Eterna prometida, porque la Verdad estuvo y está en él como Palabra de YaHWéH. Por eso dijo que: “nadie viene al Padre, sino por mí.”.

Y recuerden lo que le dijo al joven rico cuando le preguntó qué tenía que hacer para tener vida eterna, y le dijo que guardara los mandamientos (Mat.19:16 ss).

«16 En eso se le acercó uno y le preguntó: “Rabí, ¿qué cosa buena debo hacer para tener la vida eterna?”

17 El le dijo: “¿Por qué me preguntas acerca de lo bueno? Hay uno solo que es bueno. Pero si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos”.

18 Él le preguntó: “¿Cuáles?” Yahoshúa respondió: “No asesinarás, no adulterarás, no hurtarás, no darás falso testimonio,

19 honra a tu padre y a tu madre, y amarás a tu prójimo como a ti mismo”.

20 El joven le dijo: “Todo eso lo he guardado. ¿Qué más me falta?”

21 Yahoshúa le dijo: “Si quieres cumplir cabalmente, ve y vende tus bienes y dalo a los pobres; y tendrás un tesoro en el cielo; luego ven y sígueme”.» VIN

Observen hnos. muy bien este pasaje para aprender a captar de la mejor manera la lectura y todas las cosas que enseña. El rico pregunta claramente qué debe hacer para tener vida eterna. Y el Mashíaj le responde que guardara los mandamientos entre los cuales no hay nuevos. El Mashíaj no le dijo solamente que amara a su prójimo, sino que guardara los mandamientos, porque sólo haciendo eso podrá amar. Por esa razón él dijo en Yojanán/Jn.15:10:

«Si ustedes guardan mis mandamientos, ustedes permanecerán en mi amor; tal como Yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y he permanecido en su amor.» TKIM

Entender ese pasaje como si los mandamientos a guardar del Mashíaj, son distintos de los que guardó del Padre, es tergiversar el mensaje de las Escrituras.

Y cuando le enumera al rico los mandamientos, pasa por alto los cuatro primeros de los diez conocidos. ¿Alguien se preguntó por qué razón lo hizo? Algunos, partidarios de que la Ley fue modificada por el Mashíaj, argumentan que allí prueba que los 1ros. cuatro mandamientos ya no eran obligatorios o fueron modificados, y los que importan se refieren a amar al prójimo, porque presentan como argumento suficiente el conocido de que Elohim es amor y eso basta, refiriéndonse a la 1ra.carta de Yojanán/Juan 4:8

«Los que no aman, no conocen a YAHWEH, porque YAHWEH es amor.» TKIM

Y entre esos cuatro mandamientos obviados están: el no hacer imágenes, el no tomar el Nombre de Elohim en vano, el guardar el Shabbat o día de reposo. Pero es un gran error entender el pasaje según el argumento del cambio. El Mashíaj no mencionó los 1ros. cuatro, porque le estaba diciendo a un judío, el cual sabía los mandamientos, y más aún los primeros. No le estaba hablando a un gentil o no judío. Les estaba recordando lo que el rico sabía.

Porque en otro lugar dice cuando le consultaron sobre el principal mandamiento en Marcos 12:28-34.

«28 Uno de los escribas que había llegado al oírlos discutir, dándose cuenta de que él había respondido bien, le preguntó: “¿Cuál es el principal mandamiento de todos?”

29 Yahoshúa le respondió: “El principal es: ‘Oye, Yisrael: YHWH nuestro Elohim, YHWH uno es.

30 Y amarás a YHWH tu Elohim con todo tu corazón, con todo tu ser, con toda tu mente y con todas tus fuerzas.’

31 El segundo es éste: ‘Amarás a tu prójimo como a ti mismo.’ No hay otro mandamiento mayor que estos dos”.

32 Entonces el escriba le dijo: “Bien, Rabí. Has dicho la verdad: YHWH es uno, y no hay otro aparte de él;

33 y amarlo con todo el corazón, con todo el entendimiento, y con todas las fuerzas, y amar al prójimo como a uno mismo, vale más que todos las ofrendas quemadas y sacrificios”.

34 Y viendo Yahoshúa que había respondido sabiamente, le dijo: “No

estás lejos del reino de Elohim”. Y nadie se atrevió a hacerle más preguntas.» VIN

¿Cuál es el principal mandamiento que le respondió? Nada más ni nada menos que el Shemá, que nadie debe olvidar y se encuentra en Devarim/Deut.6:4. Allí no dice que Elohim es tres en uno, ni dos en uno; lejos está eso de la mentalidad hebrea. Y ese pasaje se refiere a los 1ros. cuatro mandamientos dados en el Monte Sinay que no le mencionó al rico. Y el segundo que le dijo, de amar al prójimo, se refiere al resto de los 10 mandamientos. Ninguno es uno nuevo como algunos creen, ni siquiera el 2do. de amar al prójimo que se encuentra en Wayiqrá/Lev.19:18, donde dice:

«No te vengarás ni guardarás rencor contra los hijos de tu pueblo. Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo, Yahveh.» según la Biblia de Jerusalem.

Siguiendo sobre el pasaje del rico, que le confirma que guardó todos esos mandamientos, queriendo justificarse a sí mismo, el Mashíaj le revela que aún no había guardado todos, y que le faltaba dos grandes obras: la de compartir sus posesiones con los necesitados, sabiendo Yahoshúa que en general un rico tiene su corazón en los bienes materiales más que nada, antes que buscar el Reino de Elohim; y finalmente le dijo que lo siguiera. Por eso el rico se retiró triste por esa exigencia, además de seguir al Mashíaj en aquella época que no era sencillo por el entorno judío ortodoxo.

Ahora bien, cuando dice que Él es el Camino, no dice que nos olvidemos de los mandamientos dados a Mosheh, porque él cumplió todos los mandamientos de Mosheh también. Y por eso se le dice “Ben David”(Hijo de David), porque como descendiente del rey, guardó todo lo escrito en la Toráh, y no enseñó a cambiarla (como dice en Mat.5:17-18), sino que corrigió a los que la malinterpretaban por tradicciones orales o enseñanzas de hombres.
Entonces: ¿cuál es ese camino del que les decía que ya conocían?

Así dice la Toráh en Devarim/Deut.5:29 ss:

«29 Pongan cuidado, pues, en hacer como les ha mandado YaHWéH su Elohim. No se aparten a la derecha ni a la izquierda (comp. Yeshayah/Is.30:20-21; Prov.4:27):

30 sigan todo el camino (HaDérekh) que les ha señalado YaHWéH su Elohim, para que prosperen y les vaya bien, y para que duren mucho en la tierra que van a poseer.» Devarim/Deut.5:29-30.

Esto les decía Mosheh(Moisés) al pueblo de Yisrael antes de cruzar el Yardén(Jordán) y heredar la tierra prometida, en la “tierra que fluye leche y miel” Dev/Deut.6:3
Y les advirtió sobre el camino que debían seguir. Y ese camino que YaHWéH les enseñó por medio de Moshéh, es el mismo que enseñó por el Mashíaj. ¿Por qué? Por es la única manera que podamos poseer la tierra prometida cuando venga el Mashíaj mismo por 2da. vez. Esa tierra por venir, es la que reemplazará a la heredada por el antiguo pueblo judío.

Y Moshéh también les advirtió en Devarim/Deut.4:23-27:

«Tengan cuidado, pues, de no olvidarse de la Alianza que YaHWéH su Elohim hizo con ustedes, y de no hacerse una imagen esculpida en cualquier semejanza, contra lo cual te ha mandado YaHWéH tu Elohim (como dice también en Dev/Deut.5:8-Shem/Ex.20:4) Porque YaHWéH tu Elohim es un fuego consumidor, un Elohim celoso.
Cuando ustedes hayan engendrado hijos y nietos, y hayan estado establecidos por mucho tiempo en la tierra, si actúan perversamente y se hacen una imagen esculpida en cualquier semejanza, causándole a YaHWéH su Elohim disgusto y molestia, llamo hoy al cielo y a la tierra para que testifiquen contra ustedes que perecerán pronto de la tierra a la cual van a cruzar el Yardén para poseerla; no durarán mucho en ella, sino que serán exterminados por completo.» VIN

Y efectivamente eso ocurrió. No hicieron caso los hermanos judíos de la advertencia, y no duraron mucho en la tierra que heredaban. Hasta sufrieron la humillación de ser cautivados nuevamente como en Egipto, pero en Bavilonia. Y luego siguieron sufriendo toda clase de invasiones, de guerras, y contínua amenaza.

Alguno quizás piense esto como un castigo, pero: en parte es cierto, y en parte confirma una profecía. El castigo es por el lado de desviarse ellos mismos de la Toráh, como lo advirtió Moshéh; y la profecía es por la ceguera de no poder reconocer temporalmente (ver Rom.11:25-29) al Mashíaj, que estuvo entre ellos y no pudieron reconocerlo la totalidad de los hnos.; como dice la profecía de Yeshayah/Is.29:9-12

« 9 Quédense bobos y pasmados; deslúmbrense y queden ciegos. (Están embriagados, pero no con vino; se tambalean, pero no con licor.)

10 Porque YHWH ha echado sobre ustedes un espíritu de sueño profundo, y ha cerrado sus ojos – a los profetas–; y ha cubierto sus cabezas –a los videntes–;

11 de modo que toda profecía ha sido para ustedes como las palabras de un documento sellado. Si se lo dan a uno que sabe leer y le piden que lo lea, él dice: “No puedo, porque está sellado”;

12 y si le dan el documento a uno que no sabe leer y le piden que lo lea, él dice: “No sé leer”.» VIN

Hasta aquí la advertencia de lo grave que es apartarse de lo enseñado en la Toráh y como ejemplo de violar uno de los principales mandamientos dados a Moshéh en el Monte Sinay. No está demás aclarar que el cuidado que hay que tener no es sólo de hacer imágenes esculpidas o de cualquier índole de deidades paganas con mezclas de toda clase de animales como lo hacían en la cultura griega, romana, egipcia, oriental, etc..; sino que también están incluídas las imágenes de santos, vírgenes, crucifijos, estatuas de Mesías crucificados, etc…, con apariencia de provenir de algo “milagroso” y que se acepten por la gran cantidad de personas por costumbre.
Hay que entender también, que la tierra heredada no es sólo el territorio del Estado de Israel actual, sino que fue mucho más amplio. Además, la “tierra de Yisrael” tiene un significado más abarcador que un pedazo de tierra dado en el pasado. Esa tierra va más allá de los tiempos, esa tierra la han perdido aquellos Yisraelitas en esa época, pero siempre está allí para volver a heredarse cuando vuelva el Mashíaj. Mientras, hay que hacer lo que YaHWéH le pedía a esa gente que la heredó primero. También se puede entender lo dicho con: “perecerán pronto”, “no durarán” y “serán exterminados”, como no alcanzar la posibilidad de heredar definitivamente la promesa de vida eterna en la tierra prometida a la que nos llevará el Mashíaj en su vuelta.
Y luego sigue un párrafo profético:

«YaHWéH los dispersará entre los pueblos y sólo un escaso número de ustedes quedará entre las naciones (en hebreo: goyim/gentiles) a las que los llevará YaHWéH. Allí servirán a elohim(deidades) hechas por el hombre, de madera y de piedra, que no pueden ver ni oir, ni comer ni oler.» Devarim/Deut.4:27-28

Este dispersamiento se produjo tanto en el pasado remoto (como en el exilio a Babilonia), como hasta en la actualidad. Y no se refiere solamente a los yisraelitas naturales, sino también a todos los considerados “goyim” o “gentiles”, que son los no yahudim (judíos); por eso dice “un escaso número quedará entre las naciones”, pero que junto a los yahudim son yisraelitas al dejar de ser goyim/gentiles por respetar la Toráh dada a Moshéh y aceptar a Yahoshúa el Mashíaj, para formar parte de la descendencia prometida a Avraham como dice en Bereshít/Gen.15:1-6:

«1 Algún tiempo después la palabra de YAHWEH vino a Avram en una visión, diciendo: “No temas, Avram. Yo te escudo; tu recompensa será muy grande.”

2 Avram respondió: “YAHWEH Elohim ¿de qué me sirven tus dones a mí si permanezco sin hijo, pero el hijo de Mazer la esclava nacida en mi casa, éste Eliezer de Dammesek hereda mis posesiones?

3 Tú no me has dado zera,” Avram continuó, “así que alguien nacido en mi casa será mi heredero.”

4 Pero la palabra de YAHWEH vino a él: “Este hombre no será tu heredero. No, tu heredero será un hijo de tu propio cuerpo.”

5 Entonces El lo llevó afuera, y le dijo: “Mira al firmamento, y cuenta las estrellas – ¡si tú las puedes contar! ¡Tu zera será tan numerosa!”

6 Avram creyó en La Palabra de YAHWEH,[Tárgum Jonatan] y El se lo acreditó a como justificación.» TKIM de Ascunce.

Y tal como lo explica Shaúl(Pablo) en Rom.cap.11, transitando así el camino exigido por YaHWéH.

Y cuando habla de los “dispersados”, a todo el pueblo llamado por Elohim, dice:

«Pero si buscan allí a YaHWéH su Elohim, lo hallarán, si lo buscan con todo su corazón y con todo su ser (Dev.6:5; Prov.cap.3:5-6), cuando estés en angustia por haberte sucedido todas estas cosas y, al final, te vuelvas a YaHWéH tu Elohim y lo obedezcas. Porque YaHWéH tu Elohim es un Elohim compasivo (Shem/Ex.20:6): él no te fallará ni te dejará perecer; no olvidará la Alianza que hizo bajo juramento con tus padres (Bereshit/Gn.22:15-18; Ivrim/Heb.6:13)» Devarim/Deut.4:29-31

Allí está declarado claramente cómo volver al camino dado en el pasado, que es el camino que Yahoshúa el Mashíaj transitó correctamente y mostró. Porque en principio todos estamos o nacemos perdidos, desorientados. A medida que vamos creciendo, vamos aprendiendo y transitando muchos caminos posibles. Pero hay un camino que nuestro Padre celestial, que está sobre cualquier padre terrenal, exige. Y una vez que poseemos buen uso de razón, estamos en condiciones de buscar ese verdadero camino, porque las trampas son muchas. Y relacionado con el texto anterior citado, cuando los fariseos le preguntaron al Mashíaj sobre cuál es el mayor mandamiento de la Toráh (Mat.22:34), les dijo citando Devarim/Deut.6:5: “Amarás a YaHWéH tu Elohim con todo tu corazón, con todo tu ser y con toda tu mente”. Y luego menciona otro mandamiento citando Vayiqrá/Lev.19:18: “Y el segundo es semejante a él[1ro.]: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.” Pero, ¿cuál fue ese camino antiguo? Lo dice en siguiente párrafo:

«No tienes más que preguntar por épocas pasadas que vinieron antes de ti, desde que Elohim creó al hombre sobre la tierra, desde un extremo del cielo hasta el otro: ¿Ha ocurrido jamás algo tan grande como esto, o se ha conocido jamás algo semejante?» Devarim/Deut.4:32

Eso significa conocer la Toráh que va más allá de la pobre traducción de “Ley”, porque significa instrucciones, enseñanzas, y trasciende los 10 mandamientos. Y en otra parte, cuando el pueblo se descarriló en aquellos tiempos como hasta hoy, profeticamente dice:

«”Porque desde el menor hasta el mayor, son todos ambiciosos de ganancias [avaricia]; desde el profeta hasta el sacerdote, todos actúan con falsedad [engaño].
Ofrecen curación fácil para las heridas de mi pueblo, diciendo: ‘Todo está bien (Shalom), todo está bien (Shalom)’, cuando nada está bien.
Han actuado vergonzosamente; han hecho cosas aborrecibles -sin embargo no sienten verguenza, ni se puede hacer que se sonrojen. Ciertamente, caerán entre los que caigan; en el tiempo en que yo los castigue, tropezarán.” -ha dicho YaHWéH.
Así ha dicho YaHWéH: “Párense en los caminos y consideren, pregunten por las sendas antiguas: ¿cuál es el camino a la felicidad? Caminen por él, y hallen tranquilidad para sus vidas. Pero ellos dijeron: ‘No caminaremos por él’. Y puse sobre ustedes centinelas: ‘¡Escuchen el sonido del shofar(cuerno sonoro)!’ Pero dijeron: ‘No escucharemos'”.» Yirmeyah/Jer.6:13-17

Es maravillosa esa profecía que habla tanto del pasado como del presente, en especial la parte de curar facilmente las heridas por causa de las trangresiones, porque en realidad es puro engaño, y guían por caminos equivocados. No hay que olvidar lo que dice el Prov.14:12 “Camino hay que al hombre le parece recto, pero cuyo fin es un camino a la muerte.”
Y luego en la profecía dice claramente: “Párense en los caminos”, esos caminos que parecen rectos; “pregunten por las sendas antiguas”, es decir, averiguen sobre los principios del pueblo escogido de YaHWéH, y el camino enseñado, ese camino que transitó correctamente Yahoshúa el Mashíaj guardando la Toráh y los Profetas. No seamos tercos y necios como nuestros antepasados, ni nos dejemos guiar por los que actualmente nos quieren llevar por caminos errantes, porque son nuevos y quieren reemplazar el antiguo. Y cuando digo nuevos y errantes, no me refiero sólo a los actuales, sino también a los aparecidos en los primeros siglos de la era del Mashíaj, luego de aquellos en los que vivieron los primeros enviados por el Mashíaj.

Pero también habla de centinelas que YaHWéH puso, entre los que el Mayor es el Mashíaj para nosotros actualmente. Y los escribas y fariseos le pedían una señal viendo todo pero no percibiendo (Yeshayah/Is.6:8 ss), es decir: escuchando el sonido del shofar, pero tampándose los oídos, como actualmente también hacen hoy mucha gente. Como dijo Yeshayah 29:9 “Porque este es un pueblo rebelde, hijos mentirosos, hijos que no quieren escuchar la Instrucción (Toráh) de YaHWéH. Ellos han dicho a los videntes: ‘No tengan visiones’; y a los profetas: ‘No nos profeticen la verdad; díganos falsedades, profetícennos cosas ilusorias (mentirosas). Apártense del camino, desvíense de la senda; que no oigamos más sobre el Qadosh (Santo) de Yisrael.” VIN. Comparar con Yeshayah 29:13.

Y en otra parte profética dice:

«Así ha dicho YaHWéH Tsavaot(de los Ejércitos), el Elohim de Yisrael: “Corrijan sus caminos y sus acciones, y los dejaré habitar en este lugar. No pongan su confianza en ilusiones [engaños o mentiras] ni digan: ‘¡Templo de YaHWéH[o ‘templo/iglesia de Dios o Señor’], templo de YaHWéH! ¡Templo de YaHWéH son éstos [edificios]!’ NO, si ustedes realmente corrigen sus caminos y sus acciones, si hacen justicia entre el hombre y su prójimo; si no oprimen al extranjero, al huérfano y a la viuda; si no derraman la sangre inocente en este lugar; si no siguen a otros elohim (deidades) para su propio perjuicio -solamente entonces los dejaré habitar en este lugar, en la tierra que di a sus padres para siempre (Yirmeyah/Jer.25:5). Miren, ustedes están confiados en ilusiones[mentiras] que no aprovechan. Después de robar, de matar, de cometer adulterio, de dar falso testimonio, de ofrecer incienso a Báal (Señor) y de ir tras otros elohim (deidades, santos, vírgenes, etc…) que no experimentaron, ¿entonces vienen para estar delante de mí en esta Casa que lleva mi Nombre y para decir: ‘estamos a salvo’? -¡para seguir haciendo todas esas abominaciones! ¿Acaso consideran que esta Casa, que lleva mi Nombre, es una cueva de ladrones? En cuanto a mí, yo he estado observando -declara YaHWéH.”» Yirm/Jer.7:3-11

Es clara la premisa mencionada: “preguntar por las sendas antiguas” para corregir los caminos. Y todo lo que YaHWéH pidió en el párrafo anterior para hacer el bien, es también lo que pidió su Hijo Yahoshúa el Mashíaj. Pero también enseñó a seguir el camino antiguo, porque es la única manera de habitar la tierra dada a los padres en el pasado y para siempre, y no por un tiempo. No existe reemplazo de religiones. Existe la entrada/permanencia a/en un pueblo que fue el escogido por YaHWéH, este es, el de Yisrael espiritual.

Este pueblo, al que se entra por el Mashíaj, por lo cual dice al principio de este texto en Yojanan/Jn. 14:6: “nadie viene al Padre, sino por mí.”; heredará para siempre la tierra prometida una vez que vuelva el Mashíaj en las nubes decretando la gran victoria de aquellos que permanecieron fieles en el camino enseñado, tanto en la antiguedad como por el Mashíaj, que no son distintos.

Para aquellos que dicen que Shaul/Pablo enseñó otro camino distinto, les cito:

«”Pero esto sí admito a ti: Yo adoro al Elohim de nuestros padres de acuerdo al Camino que ellos llaman secta. Y continúo creyendo todo lo que está de acuerdo con la Toráh y todo lo que está escrito en los Profetas. Y continúo teniendo una esperanza en Elohim; que ellos también aceptan, que habrá una resurrección tanto de justos como de injustos. En verdad por esto siempre procuro tener conciencia limpia ante el rostro de Elohim y ante los hombres.”» Maaseh/Hechos 24:14-16

Ya ven claramente cómo Shaúl concuerda con el Mashíaj y lo que dijo en Mat.5:17-18. Y en otra parte Shaúl dice con claridad que la Toráh no fue abolida en Rom.3:31 « Entonces, ¿invalidamos la Torah por la fe? ¡De ninguna manera! Al contrario, confirmamos la Torah.» VIN

Y esa es una gran sentencia hnos. La Toráh es confirmada por la fe en el Mashíaj, por el cual solamente podemos llegar al Padre YaHWéH.

Y confirmar la Toráh por medio de la fe, es poseer la Toráh en el corazón, y demostrar por medio de obras las enseñanzas del Mashíaj. Yahoshúa enseñó el amor, primero al Padre YaHWéH con los cuatro 1ros. mandamientos de los 10 y los mencionados en el Shemá, y también al prójimo con el resto. Pero la Toráh abarca muchos mandamientos más aparte de los 10 dados en el Monte Sinay. Y los que dio el Mashíaj no son mandamientos nuevos, sino que por medio de tener la fe en él, se aplica la Toráh que se orientó siempre al amor. Es cierto que dice que la Toráh se dio para revelar el pecado, pero no toda la Toráh entendida en su sentido completo; y además revelar el pecado es revelar efectivamente la falta de amor hnos.. Y todas las enseñanzas de los emisarios del Mashíaj se orientan a guardar la Toráh, como única manera de poner en práctica el amor, tanto a Altísimo como al prójimo; como por ejemplo dice Yaaqok 1:22-25

«22 Pero sean practicantes de la palabra, y no solamente oidores, que se engañan a sí mismos.

23 Porque cuando alguien es oidor de la palabra y no hacedor de ella, éste se parece al hombre que mira su cara natural en un espejo.

24 Se mira a sí mismo y se marcha, y en seguida olvida cómo era.

25 Pero el que presta atención a la perfecta ley de la libertad y que persevera en ella, sin ser oidor olvidadizo sino como practicante activo, éste será feliz en lo que hace.». VIN

Repasando el estudio, concluimos que la Toráh no fue abolida de ninguna manera, con lo cual no podemos apartarnos del pueblo judíos, que son las “ramas naturales”, el pueblo elegido en el principio y que temporalmente tiene ceguera para aceptar al Mashíaj.

La tierra a heredar en la vuelta del Mashíaj será para el nuevo pueblo escogido por YaHWéH, que se compone de las ramas naturales, es decir, de los judíos que aceptarán a Yahoshúa el Mashíaj que estuvo entre ellos, más los gentiles o no judíos que también tienen fe en el Mashíaj y guardan la Toráh, conformando el pueblo de Yisrael.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: